El té verde: mucho más que antioxidantes Jun27

Tags

Related Posts

Share This



El té verde: mucho más que antioxidantes

El Té verde es mucho más que una sola infusión, y así lo demuestra el siguiente artículo.

El Té verde : mucho más que antioxidantes

Además de ser un maravilloso antioxidante, esta infusión alivia problemas recurrentes de salud, de manera rápida y natural. Algunos de sus principales beneficios son:

Disminuye el riesgo de cáncer: las catequinas del té contienen sustancias anticancerígenas, gracias a los polifenoles. Según un estudio del Instituto Nacional del Cáncer de los Estados Unidos y también el Instituto del Cáncer de China, reveló que quienes bebían, al menos una taza de esta infusión a la semana, tuvieron el 57% menos de riesgo de padecer cáncer de esófago y en las mujeres, aumento a un 60%.

Quema grasas: al ser un agente de termogénesis, ayuda de manera natural a gastar más energías, conllevando un descenso de peso. Acelera el metabolismo mediante los polifenoles (sustancias antioxidantes), aceleran el metabolismo, ayudando a las enzimas digestivas a que trabajen mejor, logrando un efecto adelgazante. Y también, es diurético, es decir colabora el proceso de diuresis, depurando el organismo de toxinas acumuladas.

Reduce el estrés: ciertos compuestos de este té disminuyen la formación y la actividad de radicales libres, reduciendo el estrés. Asimismo, posee un aminoácido llamado L-teanina, cuyo efecto principal es la relajación, sin somnolencia y aumenta los niveles de hormona llamada dopamina que mejora el estado de ánimo.

Sin embargo, esas no son todas sus bondades, sino que sólo unas pocas. El té verde también reduce el riesgo de cáncer, previene enfermedades cardiovasculares, combate el envejecimiento,  previene las arrugas, reduce el riesgo de artritis, fortalece los huesos, ayuda a bajar el colesterol, previene la obesidad, es bueno para la diabetes, fortalece la memoria, protege contra el mal deParkinson, es hepatoprotector, previene la hipertensión, protege de intoxicaciones alimentarias, reduce los niveles de glucosa en la sangre, estimula la inmunidad, evita gripes y resfriados, alivia el asma, combate infecciones en los oídos, contribuye en el tratamiento contra el herpes, previene caries, reduce el estrés y alivia las alergias.

¿Cómo consumirlo?

Según la Escuela de Medicina de Harvard, se debe tomar una taza de té tres veces al día. La hierba debe permanecer en agua caliente de tres a cinco minutos y es mejor si se consume recién macerado.

El mejor momento para beberlo es entre comidas, ya que puede impedir la absorción de hierro de las frutas y vegetales. Y si prefieres tomarlo en el desayuno o durante la comida, el problema se soluciona añadiéndole limón o leche.

Por último, los médicos recomienda beberlo al menos, dos horas antes de dormir, para prevenir el insomnio.

Enlace | El Té verde : mucho más que antioxidantes